13.5.08

Costos de Oportunidad de los Supetúneles a Santa Fe


Hace un par de semanas se anunció un plan para construir unos "supertúneles" para unir a Reforma con Santa Fe, los dos centros financieros y empresariales más importantes del país.

La obra va ser financiada enteramente por la iniciativa privada y la inversión de 18,000 millones de pesos será recuperada por medio de peajes que se le cobrarán a los usuarios de los 10km de vías.

En la blogósfera y en unas cuantas conversaciones con colegas capitalinos he escuchado opiniones por lo general negativas sobre el proyecto. Aún no he escuchado, lamento decir, una buena razón para oponerse a la obra. Algunas de las quejas más comunes:

1) Más vialidades= más tráfico vehicular.
2) Se debería de invertir en transporte público en vez vialidades para transporte privado.
3) Santa Fe es un desastre en urbanismo.

No hay manera de negar la última de estas quejas, pero eso no cambia el hecho de que Santa Fe se ha convertido en el centro financiero y empresarial de México y cada vez más también en un área donde se concentran servicios educativos y espacios comerciales y recreativos. Es muy común que en grandes ciudades se amontone la gente en un espacio relativamente pequeño y eso es una señal de que las actividades que allí se desempeñan son de muy alto valor. Tanto así que la gente está dispuesta a lidiar con altos costos, incluyendo un tráfico infernal (en el caso de Santa Fe los olores de cloaca cuando llueve es otro sacrificio más con el que hay que lidiar), con tal de estar cerca de otras personas clave para su trabajo (profesores, empresarios, banqueros, etc.).

Si existe tráfico es porque hay áreas de la ciudad que son muy concurridas. El no construir vialidades no elimina que la gente se quiera desplazar para allá. Entonces para empezar es válido decir que muy a pesar de la nula planeación con la que Santa Fe ha crecido y de resumir todo lo que un urbanista le causa pesadillas, Santa Fe se ha convertido en una zona predilecta y no lo dejará de ser en un futuro previsible.

Segundo, no es el gobierno quien va invertir en la obra, como en los segundo pisos, así que no hay razón para pensar que la construcción de los tuneles anula la posibilidad de ampliar el transporte público. De hecho, ya se ha planteado y llevan meses discutiendo la ampliación de la línea 1 hacia Santa Fe. Pero francamente, en la ciudad de México los dos tipos de transporte están muy, muy lejos de poder ser considerados servicios sustitutos. Temo que extender la línea del metro no hará una diferencia suficientemente grande. Hay quienes si dejarían de usar el auto si se les ofrece transporte público pero una masa crítica de personas no lo haría. El automóvil ofrece ventajas, en flexibilidad, comodidad, seguridad y privacidad que el metro no da, y menos en una ciudad tan extensa e insegura como el DF. Pero a parte de construir líneas de metro se pueden hacer otras cosas para ofrecer alternativas al uso individual del auto. Varias otras ciudades han intentado lo que se llama "congestion pricing": se le cobra a uno el derecho a usar ciertas vialidades, de alguna manera la forma de reconocer que el uso del auto genera externalidades negativas como el tráfico y la contaminación. Entre las ciudades que han experimentado con esta idea están:

Congestion Charge - London, U.K.
Toll Collect - Germany
Electronic Road Pricing - Singapore
Valletta Congestion Charge - Valletta, Malta
Congestion Tax - Stockholm, Sweden
Eco Pass -Milan

Odd Numbers da testimonio de como el último de estos ha dado resultados:

The EcoPass system was introduced in Milan at the start of this year and after one month:
Traffic was down 22.7%
Average speed of vehicles was up 11.3%
Subway use was up 9.1%
Pm10 (particulates under 10 micrograms) levels were down 26%
NOx levels were down 21%
Ammonia levels were down by 40%

La idea es que al cobrar por el uso de vías (precisamente lo que van hacer los supertúneles) se incentiva el uso de formas más eficientes de transporte. Y no necesariamente esto implica transporte público: las empresas pueden contratar camionetas para mover empleados, varios colegas pueden compartir un auto (el "car pool") y padres de familia pueden optar por enviar a sus hijos en camiones escolares.

2 comentarios:

El Nahual dijo...

Tengo tres comentarios:

Primero, el “congestion pricing” ha funcionado por que existe la infraestructura de transporte público que actúe de alternativa (aunque no sea sustituto perfecto) al automóvil, como el caso del centro de Londres: una buena red de autobuses y de metro. Aplicar esto a la zona de Santa Fe sin la existencia de tal infraestructura no resolvería nada. Las personas no dejarían sus coches por subirse al tortuoso micro de Auditorio a Santa Fe o de Observatorio a Santa Fe, primero se necesitan alternativas viables que aunque fuesen incomodas fuesen rápidas como el metro y después sería viable aplicar el congestion pricing.

Segundo, Si bien es cierto que la que la obra sería construida por particulares y esto no anula la posibilidad de que se construya más transporte público, si se perdería una gran oportunidad para que esta ruta fuese aprovechada por un transporte publico más eficiente como el metro. Aquí se pierde espacio de primera calidad , que es escaso, a favor de unos cuantos y también se pierde una valiosa oportunidad de mediano y largo plazo para el transporte público.

Finalmente, el que se construyan “megatúneles” de peaje me parece que va a generar más trafico y no incentivara formas de transporte más eficientes privadas. Los que puedan pagar lo harán y esto liberara el tráfico de Reforma, Avenida de los Poetas y Constituyentes, lo que incentivara a más personas a usar sus coches ya que encontraran vías más fluidas. Dado el crecimiento de Santa Fe y del parque vehicular, la construcción de los túneles solo sería una medida que funcionaría a lo mucho por un mediano plazo, como los segundos pisos de periférico (bueno estos cuando se abrieron ya estaban superados por el trafico). En este sentido, aunque existen ejemplos individuales de que los agentes privados optan por construirse sus formas de transporte alternativas (transporte escolar o car pooling) esto no se da de manera masiva en una zona y mucho menos en una ciudad.

Espero que contribuyan de algo mis puntos a este asunto.

mosconariz dijo...

Yo opino que cobren a los vehículos de baja ocupación (osea con un sólo güey adentro, especialmente si es una SUV grandota y estorbosa)... esta medida también se usa en europa y desincentiva la estupidez