21.5.08

¿El Efecto Soumaya?


Me enteré a través del blog de El Nahual de la construcción del nuevo museo Soumaya que avanza sin contratiempos en la calle de Lago de Zurich casi esquina con Ferrocarril de Cuernavaca. Esto es en la colonia Ampliación Granada, una zona de la ciudad de México cuyos atractivos turísticos principales hasta ahora son unas grietas en la vía pública que devoran carros enteros y un panteón. En otras palabras, la colonia, a pesar de ubicarse a tres cuadras de Polanco y muy a pesar de tener calles con nombres de lagos europeos, puede ser descrita como anodina tirándole a fea. Sorprendente que se hay escogido colocar el museo, una propuesta atrevida y ultramodernista, de forma paraboloide pero a mi gusto parecida a la de un barco, precisamente aquí. A partir del próximo año, un espacio hasta hace poco dedicado a bodegas y talleres albergará una de las colecciones más importantes del mundo de obras de Salvador Dalí y Auguste Rodin entre otros.

Eso me hizo recordar el caso del célebre museo Guggenheim en Bilabao, España. Aunque nunca he estado allí, me han contado y he leído algo acerca de como el museo tuvo un efecto multiplicador sobre el renacimiento cultural y económico de Bilbao. El "efecto Guggenheim" no solo convirtió una zona industrial semi abandonada en un espacio cultural sino que colocó a Bilbao en el mapa turístico de Europa. En jerga de economista, el museo generó externalidades positivas: los flujos turísticos aumentaron (a más de un millón tengo entendido) lo cuál a su vez atrajo importantes inversiones en infraestructura para atender a estas personas lo cuál a su vez creó empleos lo cuál a su vez generó mayores impuestos lo cuál a su vez pagó por obras públicas importantes en toda la ciudad. Bilbao resultó enormemente beneficiado por la obra.
¿Algo así podría ocurrir en la Ampliación Granada? ¿Un efecto Soumaya?
El D.F. ya cuenta con una docena de extraordinarios museos y ya es la capital cultural indiscutible de México, y probablemente de América Latina, por lo que bajo ese parámetro Carlos Slim y Grupo Carso podrían haber escogido otra ubicación si lo que querían era transformar una ciudad entera (Toluca, Pachuca y Tijuana son tres ciudades importantes económicamente pero horrendas como lugares, que les hubiera caído bien una obra así). Por haber elegido al DF los derrames serán menores pero no creo que insignificantes. El "edificio trofeo" (el arquitecto, Fernando Romero, es mexicano y muy joven, por cierto) afectará por lo menos a unas 10 cuadras a la redonda donde, ojala, se dispare el valor de la tierra y se construya infraestructura (la zona, desde Polanco, carece de estacionamientos y es proclive a inundaciones en temporada de lluvias) a parte de nuevas oficinas, viviendas y servicios (no podía faltar un Sears, un Globo y un Sanborns para recordarnos que este es el imperio de Slim).
Si el próximo año se anuncia que se construirá una Ópera en Legaria, un nuevo campus del ITAM en Popotla y que Slim se muda a Obrero Popular, las colonias colindantes, es que si hay tal cosa como un "Efecto Soumaya".

1 comentario:

El Nahual dijo...

Ni me crerias si te cuento, pero mi coche casi es tragado por la grieta que se abrio en Lago Andromaco. Lo deje estacionado en la calle mientras asistia a un evento en el Salon 21, cuando sali la mitad de la calle se habia undido y mi coche se salvo por puro milagro. Me lleve un gran susto.